miércoles

Changes

"Llevas 64 días sin cambiar tu estado, algo interesante habrás hecho"


Pues mira sí algo si que he hecho, estoy viva, no soy un potus. Pero si llevas dos meses diciendome lo mismo y no te he hecho ni puto caso, ¿no te has parado a pensar que no tenía ganas de cambiarlo simplemente?. Que sólo descansas cuando me vas a decir que alguien cumple años, que cansino eres Tuenti.

Son espejos del alma, compañeros de batallas, portadores de la temible verdad y la mano tendida.

Pues eso es lo que acabo de poner en mi estado después de dos meses sin tocarlo. Es el sustituto de:

Nunca olvides que te espero y nunca esperes que te olvide.

Era  esperanza, aferrarse a una paciencia infinita que pocas veces tengo, el no bajar los brazos a pesar de saber que la batalla hacía tiempo que había concluido... y hay veces, que es necesario claudicar.

El de ahora es un grito a la amistad, a esos que están cerca pase lo que pase, a esas personas que me han devuelto la alegría, que cada semana me hacen sonreir, me hacen reir a carcajadas y me han hecho creer de nuevo en que un amigo puede ser para siempre.

Cada día me sorprende a mí misma mi actitud, como reacciono antes las cosas y como habría reaccionado hace un año. Soy muy impulsiva, pero me estoy controlando muchísimo. Me mosqueo fácilmente por tonterias, aunque el mosqueo sea de dos segundos, yo tengo que decirlo y tengo que poner morritos, ya no.

No sé aún si todo ésto se lo debo a Javi, que todo lo que pasó con él fue como una bofetada que me hizo reaccionar en todos los sentidos o si se lo debo un poco a Kike, que es tan calmado, tan opuesto a mí, que me hace reflexionar continuamente, me da paz, me hace plantearme las cosas de otra manera... o si simplemente soy yo, otro yo que andaba escondido o otro yo más maduro, o no más maduro, simplemente diferente, no lo sé, sólo sé que estoy cambiando y que lo estoy notando cada día en esos pequeños detalles que a veces pasan desapercibidos pero que son sin duda la clave.


Yo siempre he pensado que madurar es traicionarse poco a poco. Por eso una parte de mí no quiere crecer. Los niños siempre dicen la verdad, -no me caes bien, eres gorda, que guapa estás... -para los niños las promesas son un contrato, firmado, sellado y entregado, no algo que se deja en el olvido. Para un niño lo primero es su amig@ del alma por eso nunca sería el novi@ del chico o la chica que le gusta a su amig@. Los niños tienen unos valores que cuando se va creciendo la mayoría de la gente pierde, lo tengo más que comprobado. Por eso yo me he esforzado en no olvidarlos, en no perderlos y le pese a quien le pese soy una niña de 22 años.

3 comentarios:

gaara_jeik dijo...

si tu eres una niña yo que soy un bebe seguro, aunque tu digas eso yo te veo alguien que puede tomar decisiones sin equivocarse y eso es lo que creo que ace a una persona madura

nieves dijo...

@gaara_jeik de cada 3 me ekivoco en 2.. xD pero asi es como se aprende no?¿ Yo no digo q no sea madura, sino q guardo esa esencia d los niños y q no la kiero perder nunca ^^

david dijo...

Intenta no perder las virtudes de los niños, aunque con el paso del tiempo verás que no es bueno ser tan directo y a veces hay que maquillar un poco la realidad, más que nada por no hacer daño.

Publicar un comentario

:a   :b   :c   :d   :e   :f   :g   :h   :i   :j   :k   :l   :m   :n   :o   :p   :q   :r   :s   :t