miércoles

En algún momento todo se acaba. Y duele tanto. Da igual cuál sea el motivo, te da igual todo, durante un lapso de tiempo solo oyes los pedazos dentro de ti rompiéndose una y otra vez. Sabes lo que se siente. No es la primera vez.

¿Qué he hecho mal?
¿Podría haber hecho otra cosa para no llegar a esto?

Da igual que te repita que no es culpa tuya y que no has hecho nada, tu sigues sintiéndote mal y preguntándote cuando te equivocaste.

Siguen estallando pedazos mientras caen lágrimas enormes por las mejillas.

Angustia. Ira. Dolor. Traición. Y tristeza, la tristeza se lo come todo. La nada.

Un puño enorme e invisible atraviesa tu pecho y lo aprieta con tanta fuerza que no puedes respirar. Te ahogas. Estas fuera del agua, en tierra firme, pero te ahogas.

Duele la garganta de llorar, las mejillas están tensas y rojas, no paran de caer lágrimas, como un día de lluvia. Llueve dentro de ti.

¿Por qué a mi?
¿Por qué no puedo ser yo una de esas personas que vive toda la vida junto a otra y es feliz?

¿Qué he hecho mal?

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

:a   :b   :c   :d   :e   :f   :g   :h   :i   :j   :k   :l   :m   :n   :o   :p   :q   :r   :s   :t